Larvikita es una piedra joven que cristaliza cerca de áreas volcánicas y fue descubierta en Noruega en el siglo XIX.

También se le conoce como Granito de Noruega, y los antiguos noruegos creían que era un poderoso protector contra las energías negativas y el agotamiento físico.