Se cree que contiene el cabello de la diosa Venus, se dice que el cuarzo rutilado aporta prosperidad y belleza a quien lo lleva.

Estas piedras existen desde la Antigüedad y eran populares entre los comerciantes romanos. Debido a que Venus no solo era la diosa del amor y la belleza, sino también de la prosperidad y el comercio, creían que los mechones de su cabello atrapados en estas piedras les traerían buena fortuna.